Lifestyle

¿Cómo es el postoperatorio en un injerto capilar?

Cuando decidimos hacernos un injerto capilar una de las cuestiones que más nos preocupan es el postoperatorio. ¿Qué cuidados son necesarios?, ¿cómo debo dormir los primeros días? o ¿cuándo podré hacer deporte? son solo algunas de las preguntas que nos hacemos cuando buscamos información sobre este proceso. Por eso, es necesario hacer un breve resumen de esta fase de forma muy sencilla, útil y clara. Esta es una etapa incluso más importante que el trasplante propiamente dicho. Se trata de una época clave para garantizar el éxito y conseguir los tan ansiados resultados.

Es esencial seguir todos y cada uno de los consejos y las recomendaciones de los especialistas médicos y tricólogos para avanzar en el proceso de una forma adecuada. Y es muy importante por dos razones principalmente. La primera es porque la zona está tras el injerto muy sensible y es necesario cuidarla muy bien para evitar complicaciones. Y la segunda es que las unidades foliculares injertadas en esta fase aún no están fijadas totalmente por lo que si no seguimos las pautas podríamos perder algunas de esas unidades.

Día 1

Uno de los momentos más incomodos y temidos por casi todos tras la operación es el momento de dormir. La primera noche y las tres siguientes deberemos hacerlo incorporados para evitar que los líquidos usados en la cirugía bajen a la cara y nos provoquen la hinchazón de la misma.

Desde el momento de la intervención hasta el día tres es importante no agacharse, no tocar la zona, no tomar café o té, no coger demasiado peso y por supuesto no tocarse la cabeza.

El día después de la intervención nos retiraran el vendaje y nos realizarán la primera cura en MC360. Lo recomendable es guardar reposo el máximo tiempo posible, aunque se puede hacer vida normal pero sin grandes esfuerzos. Desde el momento en el que salimos de la clínica deberemos hidratar el cuero cabelludo y los folículos cada hora con agua termal.

Día 3

Desde el tercer día ya podemos lavar todo el cuero cabelludo siguiendo siempre las pautas del equipo de tricología. Para la zona injertada lo haremos sin presión del agua y depositando la espuma del champú suavemente sobre esa zona y dejándolo actuar unos minutos. En la zona donante a la hora de lavarnos debemos hacerlo sin frotar y con agua templada.

Día 6

A partir de la primera semana ya podremos lavarnos la zona receptora de una forma normal, eso sí, teniendo muchísimo cuidado y masajeando suavemente con la yema de los dedos. Paulatinamente las costras que se formaron desde el día de la intervención irán cayendo por sí solas hasta que desaparezcan todas. En esta fase es totalmente normal que se nos vayan cayendo algunos pelos junto a las costras.

A partir de la primera semana ya podremos usar gorra o sombrero pero que sea holgada, colocándose esta de forma superficial para que no roce en el injerto ni provoque presión sobre el mismo. Lo que no es recomendable es el uso de gorro de lana.

15 días

A partir de los 15 días ya podemos hacer deporte. Pero ejercicio muy ligero, evitando aquellos ejercicios que provoquen una gran sudoración y esfuerzo.

Primer mes

Al mes ya podemos hacer prácticamente vida normal. De esta forma podemos reanudar el ejercicio físico de una forma normal y podremos cortarnos el pelo por primera vez tras el injerto, siempre por encima del 1 y siguiendo las pautas de los especialistas.

A partir de este primer mes tras la realización del injerto comienza otra etapa. Una de las más complicadas en cuanto al animo se refiere: el shock loss o caída del pelo injertado e incluso, a veces del pelo nativo. Esto es un paso más hacia el ansiado resultado final.

PD: este post ha sido realizado siguiendo siempre las recomendaciones de los especialistas de la clínica MC360.

You Might Also Like