Lifestyle

¿Cómo es un Injerto capilar?

Injerto capilar MC360

El injerto capilar se ha convertido en la mejor solución para acabar con la alopecia. España ha conseguido en poco tiempo convertirse en un país de referencia en cuanto a trasplantes se refiere y el sector capilar en nuestro país crece a grandes niveles. Somos muchos los españoles que ya no viajamos a Turquía para someternos a este proceso minimamente invasivo pero son aún más las dudas que nos surgen.

Si estás pensando en hacerte un injerto capilar es normal tener muchas preguntas y lo digo por experiencia. ¿Cómo es un injerto capilar?, ¿cómo se extraen los folículos?, ¿es necesario rapar?, ¿cómo los implantan?, ¿duele mucho?, ¿estaré dormido durante la intervención? Por estas y otras muchas razones hoy os quiero hablar de las fases que componen el trasplante de una forma sencilla y clara.

Rasurado de la zona donante

Depende de la técnica que nos vayan a practicar en nuestro injerto el rapado será o no necesario. Por ejemplo si usan la técnica DHI (Implantación Directa del Cabello) solamente será necesario rasurar la zona donante (es la zona posterior de la cabeza, tanto nuca como laterales de la cual extraen las unidades foliculares que luego nos implantarán). Si por el contrario la técnica empleada es la FUE será necesario rasurar tanto la zona donante como la receptora (parte donde nos van a injertar los folículos) siendo esta la primera fase de nuestra intervención.

Diseño previo

Tras el rapado llega el diseño de la zona receptora. Esta es una de las fases más importantes porque este diseño es el que va a marcar nuestro resultado final. Normalmente se hace siguiendo la línea de nacimiento natural del pelo de cada persona y teniendo en cuenta siempre tanto la opinión de los expertos como nuestra idea.

Aplicación de Preanestesia y Anestesia Local

Una vez diseñada la zona en la que nos van a implantar los folículos llega la anestesia. En el caso de la cínica MC360 existe lo que se denomina como preanestesia. Es un paso previo a la anestesia como tal con la que se reduce el dolor hasta en un 80%. Se trata de un sistema de penetración de anestesia sin agujas a través de un impulso cinético en el cuero cabelludo facilitando la aplicación posterior de la clásica anestesia. Un aspecto a tener en cuenta en esta fase es que el paciente permanece despierto durante toda la intervención ya que la anestesia es solo local.

Extracción de unidades foliculares

Una vez anestesiada la zona donante, el siguiente paso es la extracción de las unidades foliculares. Este proceso se hace mediante un micromotor con el que se perfora el cuero cabelludo alrededor de cada unidad folicular. Una vez perforado se sacan las unidades una a una de forma manual con unas pinzas especiales de microcirugía y se colocan en bandejas especificas. Estas bandejas se colocan en camaras frigoríficas para asegurar la calidad de los folículos hasta su posterior implantación. En esta parte de la intervención el paciente está boca abajo y se considera por tanto la fase más incomoda por la posición.

Realización de las incisiones

Después de la extracción comienzan las incisiones. Estas incisiones se pueden hacer con un microbisturí de hoja de acero o con punta de zafiro. La punta de zafiro es la más precisa para conseguir una mayor densidad y natruralidad. Nos harán tantas incisiones como folículos nos hayan extraído anteriormente. En mi caso fueron 3.050.

Implantación de unidades foliculares

Y llegamos a la implantación. Se trata de la última fase del injerto. En este punto se introducen de uno a uno y de forma manual cada una de las unidades foliculares en las incisiones previamente realizadas en la zona receptora.

Una vez superadas estas fases se da por finalizado el microinjerto capilar y sus fases pero comienza una nueva etapa tan importante o más: el postoperatorio. Del éxito del proceso dependerá una buena cirugía y un buen postoperatorio. Seguir los consejos y las pautas de los especialistas de MC360 es esencial para conseguir unos resultados óptimos.

You Might Also Like